“El retorno de la inversión en un ERP es de menos un año”

¿Cómo ha evolucionado el sector del software de gestión en España durante 2018?

El software de gestión en España ha evolucionado positivamente durante 2018. Esto se ha detectado gracias a los proveedores de software: son ellos los que han transmitido que lo han terminado en positivo. La tendencia es, sin ningún tipo de dudas, pasarse a la nube. Aunque sigue habiendo una confusión respecto a soluciones nativas cien por cien web y aquellas en las que se conectan de forma remota a servidores alojados en la nube. Eso sí, de las nuevas soluciones de software, todas ya son cien por cien cloud y web.

¿Cómo está ahora mismo la demanda de software empresarial? ¿Qué tipo de programas o herramientas tienen mejores perspectivas de venta?

El producto estrella sigue siendo el ERP. Siempre será así ya que es la base de cualquier negocio. Cada vez hay soluciones más verticales que cubren una necesidad muy concreta, como puede ser de tickets, vacaciones, módulos de producción, etc. Estas van teniendo buena salida, ya que, aparte de cubrir un vacío, suelen ser a coste asumible para las empresas, y, lo que es más importante, se pueden comunicar muy bien con cualquier ERP que tenga una API.    Por otro lado, las soluciones de CRM siguen teniendo mucha salida, ya que en toda empresa siempre hay que vender. Además hay tantas variedades de CRM y con tanta diferencia de precio que cualquier director de marketing puede encontrar la solución que necesita: ventas, marketing, comercial de calle, etc.

¿Qué es lo que más valoran los clientes a la hora de comprar un ERP o un CRM: funcionalidades, precios, plazos de implantación, soporte preventa, soporte posventa, actualizaciones…?

El proceso de venta de un software es complejo y además depende mucho del tipo de solución. Por ejemplo, en la compra de un ERP la toma de decisión es más larga. Los clientes suelen ver más soluciones y realizan más demos antes de contratar ninguna. El precio siempre es importante, pero no tanto como parece. Se decantan más por la confianza que le genere el fabricante o el distribuidor, y esta confianza se logra con transparencia, presupuestos claros, detallando los periodos de implantación y la formación, etc. La proximidad es otro de los factores que suelen valorar.

¿Cómo están los plazos de implantación en el ámbito del ERP?

La implantación se da en plazos cada vez más cortos. Eso es una buena noticia para todos, tanto para el cliente como para el canal. Ya que las implantaciones se han reducido mucho en los últimos años. De entrada, no hay que instalar nada en casa del cliente. Son cada vez más personalizables y self-users.

¿Qué frena más la inversión en los clientes, la toma de decisión final para invertir?

El miedo al cambio. El cliente muchas veces se lo repiensa mucho, incluso demasiado. Cuando el retorno de la inversión actualmente es de menos un año, es un error por parte del cliente. Actualmente las soluciones son más económicas, modernas, rápidas, ágiles, sencillas, potentes, etc.